7 retos para niños para hacer en casa | Trobatea

En casa7 retos para niños para hacer en casa

7 retos para niños para hacer en casa

A nuestros peques de entre 4 y 12 años parece que no se les acabara la batería nunca y ahora que debemos ser responsables y cuidarnos, la pregunta es “¿qué actividades en casa podemos hacer para que estén entretenidos?”.


Con algo de imaginación, espíritu competitivo, algunas cosas que tenemos en casa y un cronómetro, tendremos para pasar tardes estupendas y compartir en familia. La idea es hacer pequeños retos de habilidad, velocidad, coordinación, y ver quién lo logra hacer en el menor tiempo posible.


Lo primero será dividirse por equipos. Si son solo dos en el juego otro miembro de la familia hará las veces de árbitro usando el cronómetro y se competirá uno contra uno. Lo más importante no es ganar pero una sana competencia seguro generará más interés y deseo de participar. Se puede incluso plantear un premio como eximir de hacer alguna tarea del hogar o un dulce favorito.  


Estos son algunos de los retos que se pueden hacer: 


1)  Caderas locas

Para este reto necesitamos 2 cajas vacías pequeñas de cartón, 2 cinturones y 2 cascabeles, llaveros, o algo similar en tamaño. 


Primero hacemos unas ranuras en las cajas de tal manera que podamos pasar el cinturón por ellas y atárnoslas detrás de la espalda, de forma que la caja quede justo donde termina la espalda. Llenamos cada caja de cada participante con el mismo número de cascabeles llaveros u objetos pequeños. 


El juego consiste en intentar vaciar la caja moviéndonos y meneándonos sin usar las manos. Quien consiga que se caigan más objetos en un minuto gana. Ver los movimientos de cada miembro de la familia dará para reír por horas.


2) Carrera de toallas

Para este reto necesitamos una toalla por equipo, grande, en donde quepa una persona sentada y un espacio largo como un pasillo.


Vamos a hacer una carrera. Una persona de cada equipo se sienta sobre la toalla con las piernas dobladas y los pies por dentro de la toalla. Para desplazarnos tendremos que ir moviendo el culete y los pies de delante hacia detrás.


La persona que consiga recorrer una distancia determinada en el menor tiempo posible es la ganadora.


3) Pescando macarrones

Para este reto necesitamos un espagueti por jugador y una bolsa de macarrones. 


Quien logre pasar el mayor número de macarrones por su espagueti durante un minuto y sin usar las manos será el ganador. Podría parecer muy fácil pero no lo es, además de ser muy divertido.


4) Uno por color

Para este juego necesitaremos una bolsa de M&M’s o caramelos de colores, o cualquier cosa que sea pequeña y de diferentes colores y un vaso por cada color que haya de caramelos. Esto para cada competidor.  


El reto consiste en coger los dulces que estarán en un cuenco mezclados y clasificarlos por colores en los vasos. Parecería muy fácil si no fuera porque debe hacerse con una sola mano. Quien consiga clasificar correctamente el máximo número de figuritas en 2 minutos, es el ganador.

5) Carrera de cucharas

Este reto es muy conocido pero no deja de ser perfecto para divertirse. Necesitamos una cuchara por jugador y una pequeña pelotita de plástico, o puede ser un pompón, un dulce, etc.


Todo consiste en hacer una carrera de relevos, llevando el objeto sobre la cuchara sin usar las manos y sin que se caiga hasta el final del salón, donde deberá pasarse a la cuchara de otro miembro del equipo, finalmente el último lo depositará en un cuenco. Quién termine primero será el equipo ganador.


6) Pelotas saltarinas

Para este reto necesitamos vasos de plástico, unos 6 por jugador, y pelotas de ping pong.


Llenamos todos los vasos de agua menos uno, y los colocamos en fila de forma que el vaso vacío quede al final. 


Colocamos la pelota en el primer vaso, como estará lleno de agua quedará en la superficie. El juego consiste en ir soplando la pelota hasta que llegue al último vaso. El equipo que consiga meter más bolas en 1 minuto gana. 


7) Narices mágicas 

Para este reto necesitamos 2 cuencos por persona, crema (del cuerpo, de cara o de manos)  y una bolsa de pompones de tela o de algodón.


Cada jugador tiene delante 2 cuencos: uno con pompones y otro vacío. Primero nos untamos un poquito de crema en la nariz y juntamos las manos sobre la espalda. Una vez empiece el tiempo el reto consiste en coger pompones con la nariz (se quedarán pegados a la crema) y pasarlos al cuenco vacío. Quien consiga pasar más pompones en un minuto será el ganador.