Viaja por el mundo con tus niños sin salir de casa | Trobatea

En casaViaja por el mundo con tus niños sin salir de casa
Viaja por el mundo con tus niños sin salir de casa

Viaja por el mundo con tus niños sin salir de casa

Para nuestros peques este momento de aislamiento puede ser una gran oportunidad de guardar recuerdos inolvidables, divertirse y aprender como nunca. ¿Cuántas veces nos habíamos prometido dedicarles más tiempo y la rutina y el día a día a veces nos lo impedía? Es el momento perfecto para que nuestros niños dejen un poco las tablets y los videojuegos y descubran lo maravilloso de usar la imaginación, además de ver que los mayores también sabemos jugar y podemos volver a ser niños como ellos. Para nosotros será la gran ocasión de estrechar lazos con nuestros hijos y además nos dejará tiempo para trabajar, descansar o para otras tareas del hogar. 


La dinámica consiste en viajar por el mundo, sin necesidad de pasaporte ni de comprar billetes de transporte. En estos tiempos de cierres de fronteras, serán nuestras mentes las que nos permitan llegar a países hermosos, conocer sus lugares, su historia, sus tradiciones y su cultura. ¿Qué tal si para cada día de confinamiento les proponemos viajar a un país diferente?


Nosotros seremos los anfitriones del viaje, la idea es despertarlos con alguna vestimenta característica del país a visitar, que podemos improvisar con cosas que haya por casa; no tengamos miedo a hacer el ridículo, hacer reír a nuestros hijos es un regalo que no tiene precio. Luego invitémosles a que ellos también se vistan según el destino, nunca será más fácil que se vayan a duchar y mientras se disfrazan estarán entretenidos. Después, dependerá de si tienen o no clases virtuales, en caso de tenerlas, las actividades se harían después de clases y seguramente después de comer, pero si no, podemos pasar de inmediato a continuar con el viaje.


Cuando todos estemos vestidos, los mayores, que somos más extrovertidos, improvisaremos un avión con asientos en la salón y les invitaremos a subirse, esto dará para risas y creará el ambiente de fantasía. Luego llega el tiempo de decorar, para cada país se puede realizar manualidades que luego harán parte de la decoración de la casa para ese día, con esto tendremos a los peques entretenidos un buen tiempo y desarrollarán diferentes destrezas además de descubrir nuevos talentos. 


Cuando todos estemos caracterizados y la casa decorada, es momento de conocer un poco del país del día, podemos pasarles imágenes impresas para colorear de los lugares más importantes de cada país, mientras además les vamos contando algunos datos históricos o de relevancia. Un pequeño cuento o leyenda del país también puede ayudarnos mucho en esta tarea. 


Después de aprender un poco pasaremos a preparar la cena especial característica de cada destino, os recomendamos ponerles tareas fáciles y seguras dentro de la recetas, al final habremos pasado un momento divertido cocinando y será una cena que seguro todos disfrutaremos y devoraremos en segundos.


Todo el viaje lo podemos acompañar bailando y cantando canciones para niños populares del respectivo país. Si después de todo esto aún les queda energía, que mejor que ver una película infantil del país en cuestión. Mientras la vemos podemos hacer comentarios y preguntas sobre lo aprendido en el día.


En nuestra creatividad está que estos momentos que podrían ser traumáticos se vuelvan anécdotas entrañables y nuestros hijos nos lo agradezcan por siempre. 



En caso de falta de inspiración aquí tenemos algunos ejemplos que podemos usar para comenzar:


Japón

Para hacer: Con palos de paleta y cartulina podríamos hacer unos hermosos abanicos, que además se pueden pintar y dibujar con figuras alusivas al país.

Para comer: No solo es buena idea que ese día comamos sushi, sino aprender a prepararlo en familia, puede darnos para momentos divertidos.


Alemania

Para hacer: Dibujemos y recortemos guirnaldas en forma de pretzels que decoren el techo de nuestra sala.

Para comer: Una kartoffelsalat es un plato ideal para niños, tiene patatas y salchichas que seguro a nuestros hijos les encantará (las salchichas pueden ser vegetarianas).


Rusia

Para hacer: Con cartulina y rotuladores es muy fácil hacer una matrioshka, que además hará que nuestra casa se vea preciosa.

Para comer: Hagamos una ensalada de patata en donde nuestros hijos podrán ayudar agregando y mezclando los ingredientes.


Grecia

Para hacer: Con arcilla o plastilina construyamos columnas jónicas y dóricas, y figuras de héroes y heroínas. Es hora de que nuestros hijos jueguen a ser escultores.

Para comer: Un Tzatziki es muy fácil de hacer y seguro que les encantará, además funciona muy bien para compartir.


Argentina

Para hacer: Para el bailarín de tango llevar una rosa es muy común, construyamos rosas con servilletas y pintémoslas.

Para comer: Vamos a preparar alfajores, a los peques les encantará revolver, amasar y ¡untarse de todo!


Egipto

Para hacer: ¿Qué tal si forramos algunas paredes con cartulina y las llenamos de jeroglíficos?  

Para comer: Si cubrimos salchichas con hojaldre parecerán momificadas y le podemos agregar algunos detalles. ¡Será una cena muy divertida!


Francia

Para hacer: Con palitos sería genial construir una torre Eiffel personalizada con los colores que cada miembro de la familia prefiera.

Para comer: Aunque los peques serán más de comer que de ayudar en esta cena, imposible perderse un delicioso raclette (en caso de no tener los elementos necesarios, también estarían muy bien unos crepes).


México

Para hacer: Con ayuda de un globo y papel reciclado podríamos hacer pequeñas piñatas para llenar y romper. 

Para comer: Nada mejor que unos buenos tacos para compartir en familia, fáciles de hacer y los peques tendrán tareas como revolver o desmenuzar. 


Brasil

Para hacer: Descansemos un poco del arte y armemos un pequeño partido de fútbol improvisado en el salón con una pelota hecha con medias, eso sí, guardemos los floreros antes.

Para comer: Qué tal una deliciosa feijoada y de postre ensalada de frutas ¡incluso podría ser con helado!


China

Para hacer:¿Qué tal divertirnos haciendo animales de origami?

Para comer: El arroz chino tres delicias es una receta de arroz que a nuestros hijos les encantará, fácil de hacer y los peques nos pueden ayudar con las medidas de los ingredientes.


Italia

Para hacer: Con cartón, colores, hilo y palitos, no será muy difícil construir una marioneta y tener nuestro propio pinocchio.

Para comer: ¡¡PIZZA!!


Marruecos

Para hacer: Con cartulina y papel podemos hacer hermosos palacios con ventanas de colores.

Para comer: Amasar harina para hacer pan árabe, a los peques les divertirá y luego ver cómo se hace en el horno. ¡Seguro los dejará flipando! (incluso pueden aprender un poco sobre la levadura).


Estados Unidos

Para hacer: Con cartulinas y la ayuda de una diadema construiremos nuestras propias coronas de la estatua de la libertad.

Para comer: Mini hamburguesitas para todos, podemos poner los ingredientes en la mesa para que cada cual los prepare a su gusto.


Portugal

Para hacer: ¡Qué mejor que colorear con crayones un gallo de Barcelos!

Para comer: Podemos preparar un delicioso pastel de Belem, no es para nada difícil y a los niños les encantará.


España

Para hacer: Con papel, cinta y tijeras, vamos a hacer murales valencianos para decorar algunos bordes de las puertas de nuestras casas. 

Para comer: Bocadillos para todos con nuestros ingredientes favoritos o una deliciosa tortilla de patatas.