13 edificios modernistas para visitar en Valencia | Trobatea

Planes13 edificios modernistas para visitar en Valencia
13 edificios modernistas valencia correos

13 edificios modernistas para visitar en Valencia

> Planes / »

A principios del siglo XX llegó a Valencia un movimiento artístico que vendría para cambiarlo todo: el Modernismo. Los ensanches urbanos de la ciudad se llenaron de edificios decorados con esculturas, adornos o mosaicos de naranjas, indumentaria valenciana, señeras, dragones y murciélagos. Sin duda, es en Valencia donde podemos disfrutar de una mayor concentración de edificios modernistas.


A continuación os proponemos un paseo cultural por la ciudad modernista de Valencia, ¿te apuntas?


<<< Suscríbete a nuestra Newsletter >>>



Estación del Norte

Posiblemente uno de los edificios más destacados de Valencia y una de las obras más conocidas de su arquitecto, Demetrio Ribes. El edificio de la Estación del Norte fue inaugurado en 1917 y reúne todos los elementos modernistas de las artes decorativas. Su fachada está decorada con naranjas, que hacen referencia a la huerta valenciana y al escudo de la ciudad. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1987.


Si la fachada del edificio es bonita, lo mejor se esconde en su interior. La Estación del Norte alberga un hall de entrada que conserva la marquetería original, y la antigua zona de la cafetería tiene las paredes totalmente cubiertas por mosaicos que representan la identidad valenciana. Sin lugar a dudas, una de las estaciones de ferrocarril más bellas de España.



Mercado Central

Situado en pleno corazón del centro histórico, es posiblemente uno de los edificios más queridos por los valencianos y está considerado como uno de los más grandes de Europa.


El Mercado Central está ubicado en una de las zonas más monumentales de la ciudad, resulta también de gran interés por el diálogo que establece con otras construcciones de estilo gótico y barroco


El edificio fue diseñado en 1914 e inaugurado posteriormente en 1928. Su característica principal es la estructura de hierro y piedra, así como su decoración en cerámica y vidrio multicolor. Sin embargo, lo que más destaca son las cúpulas coronadas por dos veletas bastante particulares que contienen varias leyendas: un pez espada y una cotorra. ¿A qué esperas para descubrirlas?



Edificio de Correos

El edificio de Correos fue construido entre 1915 y 1922. En su origen fue construido en el antiguo barrio de pescadores, donde vivían los del gremio. Ahora sólo nos queda el nombre de una calle: calle las Barcas.


Se trata de un edificio de estilo ecléctico, en el que se pueden encontrar elementos característicos de otros estilos arquitectónicos, como el barroco, el clasicismo y como no, el modernismo.


La entrada y la torreta son los dos elementos que más se podrían identificar con el movimiento modernista. Una vez en el interior te sorprenderá la inmensa cúpula de vidrio policromado, considerada por algunos, la más bonita de la ciudad.



Casa Noguera

La manzana a la que pertenece la Casa Noguera tiene su origen en la remodelación que se hizo en el “Barrio de Pescadores”, que mencionamos anteriormente. Al igual que otros edificios como el de Correos, se realizó en la misma época y se inspiró en los monumentos más importantes del gótico valenciano en Valencia. 


Destaca en la primera planta un gran mirador acristalado dividido por columnas con profusa ornamentación neogótica en la parte superior. En la segunda planta se observa una única terraza de grandes dimensiones, en la tercera planta tres balcones independientes con forja de hierro con detalles neogóticos y en la cuarta altura de nuevo un único y amplio balcón con la barandilla forjada en hierro como en la altura inferior.



Hotel Reina Victoria

El Hotel Reina Victoria es un edificio hotelero de estilo modernista valenciano que data del año 1910. Inicialmente se construyó para fines residenciales y oficinas del banco del Río de la Plata aunque al poco tiempo se convirtió en establecimiento hotelero, uso que sigue desempeñando actualmente.


El edificio fue premiado en 1912 por el Ayuntamiento de Valencia “por reunir condiciones artísticas merecedoras de aplauso”. ​En la fachada destacan las marquesinas, la ornamentación floral, el cuidado trabajo de herrería en la planta baja y un mirador central recayente al chaflán de la calle Barcas con calle Pérez Pujol, que está acristalado en la segunda y tercera planta y que da paso a un amplio balcón en la cuarta altura rematado con una elaborada marquesina de hierro forjado.


Es el hotel que sigue en activo más antiguo de la ciudad y en él se han alojado diversos intelectuales antes y durante la guerra civil española como: Jacinto Benavente, Ernest Hemingway o Federico García Lorca.



Mercado de Colón

El Mercado de Colón está situado en el llamado “ensanche” de la ciudad, fue construido entre 1914 y 1916, y restaurado totalmente en 2003. 


Abandonado durante años, hoy en día este espacio se ha convertido en un centro de restauración, por lo que resulta muy agradable visitar este espacio que está declarado Monumento Nacional.


Su estructura está hecha a base de hierro y las fachadas están cubiertas de ladrillo y de cerámica esmaltada con motivos alegóricos florales y frutales.



Edificio Suay

El edificio Suay data de 1910, en el que destaca como elemento principal el gran mirador circular que funciona como auténtica rótula que articula las dos fachadas. Este mirador, que abarca 3 plantas, es el que define el conjunto. Está situado en la esquina de la calle Correos con la Plaza del Ayuntamiento.


La carpintería exterior es de madera con persianas de tipo americano en los huecos. Los antepechos de los balcones están realizados en hierro forjado, a excepción del balcón central del piso principal, que se construyó de obra.



Casa Bolinches

La construcción de la Casa Bolinches empezó en el año 1903, finalizando en 1905. El edificio constituye un ejemplo de la transición de la arquitectura ecléctica a un evidente modernismo valenciano. Está situada en la esquina de la calle de la Paz con la Plaza Alfonso el Magnánimo.


​Destaca en él un amplio mirador acristalado de forma poligonal y rematado en color blanco, con una pequeña cúpula forjada en hierro. En el resto de la fachada destacan los azulejos en color verde, típicamente modernistas y los balcones también forjados en hierro con ornamentación modernista.



Edificio Sánchez de León

El Edificio Sánchez se construyó 1896 y está situado en la esquina de las calles San Vicente y Santa Catalina. ​Su estilo es ecléctico con elementos ornamentales de inspiración francesa y algún detalle del modernismo valenciano.


En la fachada destacan el doble entresuelo, las columnas de hierro fundido, el mirador acristalado en la segunda y tercera altura y el cupulino con óculos en el chaflán.



Edificio Monforte

Este edificio se empezó a construir en 1895, aunque no se finalizó hasta 1909. ​Su estilo es ecléctico con distintos detalles del modernismo valenciano.


El Edificio Monforte consta de planta baja y cinco alturas. La fachada destaca por su rica ornamentación con cerámicas que representan figuras de bacantes danzando y las numerosas columnas de hierro fundido.



Edificio Sancho

Construido en 1901, es uno de los edificios modernistas más antiguos de la ciudad y uno de los más bellos de la Calle de la Paz (hace esquina con la calle Comedias).


El edificio Sancho tiene cinco plantas con fachadas en ángulo que se integran en un mirador volado de planta poligonal y que, aparentemente es sostenido en el entresuelo por una columna sobre ménsula. Esta característica se repite también en el tratamiento de las ménsulas de fundición que se apoyan en delgadas pilastras.


El friso de la cornisa, esgrafiado de estilo típicamente modernista en azul y blanco, es obra de algún artesano que participó en la obra y supone un ejemplo del primer y más temprano modernismo valenciano.



Edificio Gómez I

Se trata de un edificio residencial plurifamiliar construido en el año 1903 y ubicado en la esquina de las calles de la Paz y Bonaire. El edificio Gómez tiene influencias de la Casa Calvet de Gaudí. Es la primera de las dos edificaciones conocidas como Casas Sagnier, la otra es el edificio Gómez II, situado en la misma acera y construido con posterioridad.


Es una de las primeras obras del modernismo valenciano en la ciudad. Posee una clara línea del Art Nouveau de influencia francesa, aunque está ligeramente inspirado en el gótico valenciano.



Casa Grau

El edificio Casa Grau, ubicado en el número 36 de la calle de la Paz, fue construido en 1905 como vivienda particular. La influencia modernista se evidencia fundamentalmente en los detalles decorativos: ménsulas alargadas y recrecido sobre la puerta del zaguán, tratamiento curvo de los huecos del entresuelo con inclusión de balcón con columnas en el centro de éste, barandillas de balcones en todos los huecos y ménsulas basadas en motivos florales, y remate final del edificio con profusa decoración en forma de margaritas.


La carpintería exterior es de madera, con persianas enrollables y cubrepersianas en los huecos. Los antepechos de los balcones están realizados en hierro forjado.